Amar hasta morir

Alguien al que quiero, admiro y respeto me dijo el otro día lo siguiente:

Amigo Pelayo,

unos hacen edificios, otros visten personas, otros intentamos resolver problemas. Tú te dedicas a hacer cumplir los sueños de las personas, edificas sus vidas, vistes sus almas, y realmente sí solucionas sus problemas.

Esto me hizo reflexionar, pensar y meditar: ¿qué es lo que da sentido a la existencia de un ser humano? Y rápidamente sobrevoló en mi mente la contestación a este interrogante. Amar hasta morir.

No os preocupéis. Ya lo sé. No está de moda el ponerse en el lugar del otro, el comprender, el acariciar, el abrazar y el besar. Soy consciente de ello. El amor y sus diferentes maneras de expresarlo se ha convertido en un tabú.

Ahora bien, si tuvierais tan solo una semana en este nuestro mundo, ¿cómo dedicaríais ese tiempo? Quiero que durante unos instantes recapacitéis profundamente esta cuestión y la contestéis con el corazón. Lo sé es una hipótesis, pero hacedlo como si fuese una realidad. Siete días, ciento sesenta y ocho horas, diez mil ochenta minutos y cuatro millones doscientos treinta tres mil segundos.

Yo lo tengo muy claro: A amar hasta morir. El más hermoso de los regalos que han deposito sobre nosotros. Eso es lo que da sentido a mi vida.  Yo estoy aquí por eso. Y, ¿vosotros?

Dedicado a Carlos por querer ser diferente en un mundo que pretende que seamos todos iguales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información aquí, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies