No se equivoquen un cura no solo es aquel que imparte la doctrina religiosa en una iglesia. Es mucho más…

Dijo durante un discurso para el Domund la periodista Pilar Rahola, atea confesa:

“Dios me resulta un concepto huidizo y esquivo. Sin embargo, esta dificultad para entender la divinidad no me impide ver a Dios en cada acto solidario, en cada gesto de entrega y estima al prójimo que realizan tantos creyentes, precisamente porque creen”.

Hijos de Dios en la Tierra. Y lo demuestran como lo hizo su Padre en la cruz. Realizando el mayor acto de amor a lo largo de la historia de la humanidad. El dio su vida en la cruz para salvar la nuestra. Y así nació la FE. Que es creer en nosotros mismos y en aquellos que nos rodean sin esperar nada a cambio.

Dar es su verbo. Su inicio y destino. Su razón de ser y de existir.  Su vida y su muerte.

Lo están demostrando en la situación más convulsa, trágica y difícil del mundo que conocíamos.

Ellos fueron, son y serán la mejor versión diaria de nosotros mismos.

Acompañar, guiar y escuchar es su camino y el silencio es su conversación.

Los sacerdotes son los misioneros de la entrega, del servicio a los demás, de la generosidad sin límites, de la bondad, del sacrificio y  del amor.

Dedicado a mi amigo D.Jose María Capellán Barreras.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información aquí, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies